Soluciones para la discriminación

Entendiendo la discriminación

Se entiende por discriminación actitudes específicamente dirigidas hacia algún grupo social o cultural y sus miembros por parte de algún sujeto u organización privada o pública, en particular afectando negativamente al receptor o receptores de tal actitud.  Se entiende por soluciones para la discriminación las acciones históricas, culturales e institucionales que se han definido para proteger a las personas discriminadas y para cambiar tal comportamiento en la presente y las futuras generaciones.

La discriminación, tal y como es entendida en nuestro entorno global actual, está directamente relacionada con la Declaración Universal de los Derechos Humanos, con las instituciones internacionales y multilaterales que vigilan las actividades internacionales y con los movimientos locales y globales de activismo civil.

Si bien existen resoluciones aceptadas por la Organización de Naciones Unidas y sus diferentes agencias, es importante tener en cuenta que cada país, región y cultura entiende y define las dinámicas interculturales e “inter-grupales” de maneras particulares y por tal razón lo primero que cada individuo y/o grupo debe hacer es informarse de las leyes locales que rigen la discriminación en los diferentes contextos en los que puede darse –civil, laboral, comercial y penal-.

La mayoría de países occidentales tienen legislación vigente que protege a los ciudadanos frente a la discriminación y así mismo en la mayoría se debaten nuevas leyes de protección a diferentes grupos. Tales debates suelen darse como parte de la escena política de cada país en la que cada partido político defiende los intereses de los grupos a los que representan. Históricamente los grupos cuya lucha ha sido más visible en la era moderna son:

Grupos étnicos, bajo el concepto del racismo, los derechos civiles y la reparación por daños históricos.

Grupos de género, bajo el concepto de feminismo y su crítica a la estructura de la ley civil y la discursiva histórica masculina.  Actualmente el movimiento internacional LBGTQ (que hace referencia a los nuevos géneros adoptados por personas que se definen a sí mismos como lesbianas, bisexuales, gays, transexuales, queer y otros) ha adquirido cada vez más presencia en escenarios internacionales.

Grupos culturales, bajo el concepto de política de identidad, en la cual grupos culturales abogan por su inclusión y representación en el espectro político y legislativo. Grupos religiosos y minorías étnicas se destacan dentro de esta dinámica de participación y relacionamiento.

Grupos políticos, bajo el concepto de agrupaciones civiles formales e informales, dentro de las que se destacan movimientos juveniles, movimientos de oposición y reaccionarios frente a instituciones vigentes.

Existe amplia literatura que te ayudará a entender la discriminación.  El entendimiento de la misma es la principal base para su solución.

¡Entérate ya!

Soluciones para la Discriminación

Infórmate del Contexto Legal y Político

Lo primero que debes hacer es informarte del contexto legal, tanto nacional, estatal como organizacional.  Es básico identificar si una potencial discriminación es un caso específico asociado a un individuo o grupo de individuos pertenecientes a una organización, o si te enfrentas a un problema institucional, es decir, a una política que discrimina desde su base.  Este primer paso es de toda relevancia ya que las acciones para enfrentar un caso aislado o a un sujeto o grupo de sujetos son diferentes a enfrentar a una organización o institución dentro de un marco legal.

Genera una confrontación amistosa

Uno de los pasos fundamentales para la solución de una potencial situación de discriminación es, una vez entendido el entorno legal, cultural y político claramente, buscar una interacción amistosa para evaluar la profundidad de la actitud en situaciones uno a uno.  Dado que la discriminación puede conllevar duros castigos es muy importante discernir los comportamientos que puedan ser mera ignorancia de una real y profunda persecución o injusticia.  Muchos casos que podrían haber sido evaluados como discriminación se han solucionado al generar una confrontación respetuosa pero asertiva y despertar consciencia dentro de las personas que están generando el trato inadecuado.

Apóyate en un profesional cercano

Un siguiente paso es aproximarse a una persona calificada dentro o fuera de la organización para manifestar las sensaciones e informarse en posibles formas de proceder y en los mecanismos y políticas que tal organización tenga para lidiar con tales situaciones.  Los psicólogos organizacionales y consultores ejecutivos son buenos puntos de referencia ya que su labor es la de proteger el buen funcionamiento de las organizaciones y velar por la protección del capital social y humano.  Estas personas, además de saber cómo lidiar con este tipo de situaciones a nivel personal, tienen recursos a su disposición que van desde la capacitación, campañas de generación de consciencia y poder de resolución de conflictos tanto a nivel interpersonal, como interdepartamental, pudiendo recomendar cambios estructurales.

Fortalece tu red de apoyo

Puede ser muy importante, en cualquier situación que involucra desenvolvimiento social, la construcción consciente de redes personales positivas basadas en intereses y proyectos en común.  La pertenencia a un grupo o red potencialmente satisface varias necesidades humanas como la seguridad, la participación, la identidad entre otras.  De igual manera, la pertenencia a un grupo positivo tiene un efecto en el contexto externo que blinda a los miembros frente a potenciales actitudes negativas por parte de terceros.

Fortalece tu autoestima

Si te encuentras en una organización viciada es importante tomar medidas lo antes posible para que no generar pérdida de tiempo valioso y evitar dentro de lo posible situaciones innecesarias.  Si se identifica, por contrario, que se trata de una persona, actitud o momento específico, si bien es importante tomar acción para detener tal actitud lo antes posible, un autoestima fuerte y un buen sentido de seguridad de sí mismo es una de las herramientas más importantes para mantener una calidad de vida positiva.  El autoestima y la inteligencia emocional, así como la educación acerca del manejo de situaciones civiles y laborales de este orden hará la diferencia en que en la eventualidad de una discriminación, las acciones correctivas ocurran únicamente en contra del agresor y no del agredido.

El contexto mundial de la discriminación está cambiando para bien

El mundo a través de sus líderes ha intentado aportar soluciones a este problema de discriminación que nos afecta a todos, la carta de la naciones unidas ONU marcó un hito en la lucha contra la discriminación en donde se estableció el compromiso por parte de las naciones de procurar una sociedad justa con iguales derechos para todos sus ciudadanos.

Desde hace décadas se han tomado medidas importantes en cuanto a la educación en principios globales como el respeto a la propiedad privada, a la libre determinación de la identidad y a la igualdad ante la ley de todos los ciudadanos, y actualmente existen muchos movimientos que apoyan a las personas que son víctimas de la discriminación institucional.

 

discriminacion

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *